Vivencias de una Idische Mame











{marzo 24, 2008}   Visita al geriátrico con mi hijo

Como buena nieta judía , fui a visitar a mi abuelo Simón junto a mi pequeño Eitán. El nos recibio con la siguiente indumentaria:

1) Batón color celeste claro.

2)Calzoncillo boxer.

3) Remera Polo color rojo.

Como pensaba que era la una de la mañana no entendía qué hacíamos ahí a esa hora. Además nos recibió aclarándonos que mi abuela, no tenía plata. Yo le contesté que yo tampoco.

Después de un rato para convencerlo de que se cambiara y con mi hijo gritándole al oído, ya que no escucha nada, logramos junto a dos ençfermeros el objetivo de llegar a la planta baja.

Allí nos esperaba Abraham, un señor muy alegre, con quien compartimos una partida de escoba de 15. Era una suerte que Eitán esté aprendiendo a sumar, porque Abraham ya no lo recuerda y mi abuelo no ve los números de las cartas.

Pero la pasamos muy lindo igual.

Eitán se estaba aburriendo, se puso a hacer carreras de abuelos en sillas de ruedas con Abraham, y para diferenciar a los abuelos que se parecen mucho, los disfrazaron por Purim, con antifaces de distintos colores y plumajes.

Ganaba el que llegaba primero a la oreja de Amán y el premio era el beso de la reina Esther, representada por la sra Myriam, una coqueta señora de ochentaytantos que enamora a todos con sus knishes de papa.

About these ads


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: